71 Views0

CELAC voz única de América Latina y el Caribe para responder ante la crisis sanitaria, financiera y alimentaria 2022

Por Ariel Silva

¡Hoy nada para inventar! En momentos en que el mundo se encuentra atravesando una crisis sanitaria (COVID), los bancos centrales han expandido sus ofertas monetarias, desatado un proceso inflacionario sin precedentes, Rusia en guerra con Ucrania, crisis energética, desabastecimiento, crisis alimentaria, entre otros elementos de diagnóstico.

Como en el año 2008, frente a una crisis financiera de mercados y alimentaria, America Latina y el Caribe crea su espacio institucional para pensar como región el abordaje a las crisis en ciernes. Será esta la oportunidad de integración que pensaron San Martín y Bolívar? O nos harán falta dos o 3 crisis mundiales más para aprender que América Latina y el Caribe debe estar integrada frente a las dificultades globales y los retos del desarrollo sostenible?

La Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), fue creada en Caracas, República Bolivariana de Venezuela, en el marco de la III Cumbre de América Latina y el Caribe sobre Integración y Desarrollo (CALC) y de la XXII Cumbre del Grupo de Río, reunidas los días 2 y 3 de diciembre de 2011. El acto de creación se llevó a cabo mediante la firma de la Declaración de Caracas, por parte de las Jefas y los Jefes de Estado y de Gobierno América Latina y el Caribe y en la cual se define a la CELAC como un «mecanismo representativo de concertación política, cooperación e integración de los Estados latinoamericanos y caribeños y como un espacio común que garantice la unidad e integración de nuestra región».

Surge con el compromiso de avanzar en el proceso gradual de integración de la región, haciendo un sabio equilibrio entre la unidad y la diversidad política, económica, social y cultural de los 600 millones de habitantes de América Latina y el Caribe.

Desde su puesta en marcha, en diciembre de 2011, la CELAC ha contribuido a profundizar el diálogo respetuoso entre todos los países de la región, en temas como el desarrollo social, la educación, el desarme nuclear, la agricultura familiar, la cultura, las finanzas, la energía y el medio ambiente.

Asimismo, la CELAC ha promovido que América Latina y el Caribe se asuma a sí misma como una comunidad de naciones, capaz de dialogar y de buscar consensos en temas de interés común.

Por mandato de los Jefes de Estado y de Gobierno, la CELAC se constituye en la voz unificada de la región en temas de consenso; es el único interlocutor que puede promover y proyectar una voz concertada de América Latina y el Caribe en la discusión de los grandes temas globales, con el objetivo de buscar una mejor inserción y proyección de la región en el ámbito internacional.

En cuanto mecanismo representativo de América Latina y el Caribe, la CELAC asume entre sus atribuciones, la interlocución de la Comunidad con otros países y grupos regionales. Destaca entre ellos el Diálogo de la CELAC con la Unión Europea, el Foro CELAC-China, el Mecanismo de Diálogo con la Federación de Rusia, así como los acercamientos con la República de Corea, el Consejo de Cooperación para los Estados Árabes del Golfo, Turquía y Japón.

La CELAC busca complementar la arquitectura regional ya existente sobre la base de la no duplicación de esfuerzos, con el fin de potenciar elementos comunes y fomentar la complementariedad.

 

La Crisis Financiera Global de 2008 se desató de manera directa debido al colapso de la burbuja inmobiliaria en los Estados Unidos en el año 2006, que provocó aproximadamente en octubre de 2007 la llamada crisis de las hipotecas subprime. Las repercusiones de la crisis hipotecaria comenzaron a manifestarse de manera extremadamente grave desde inicios de 2008, contagiándose primero al sistema financiero estadounidense, y después al internacional, teniendo como consecuencia una profunda crisis de liquidez, y causando, indirectamente, otros fenómenos económicos, como una crisis alimentaria global (como la crisis bursátil de enero de 2008, crisis bursátil mundial de octubre de 2008, crisis económica a escala internacional y la gran recesión).

La CALC: simiente de la CELAC

La idea de la creación de un ente como la CALC, se planteó por primera vez en la I Cumbre de América Latina y el Caribe sobre Integración y Desarrollo (CALC), reunida en Salvador, Bahía, Brasil, los días 16 y 17 de diciembre de 2008. El propósito de esta Cumbre fue impulsar la articulación de los procesos de integración y el desarrollo de los Estados Miembros, especialmente frente a retos tales como la crisis financiera, la crisis económica y la crisis alimentaria, entre otros.

En esa línea de pensamiento, la CALC partió de la premisa de que la integración política, económica, social y cultural de América Latina y el Caribe era una aspiración histórica de sus pueblos y, al mismo tiempo, una condición necesaria para lograr el desarrollo sostenible y el bienestar social de los países que la conforman. Asimismo, relevó la importancia de la integración regional para la interacción de ALC con el resto del mundo, señalando que la integración de la región pasa por la satisfacción previa de: i) el incremento y el fortalecimiento del comercio intrarregional; ii) la ampliación de los mercados y iii) la facilitación de la circulación de capitales productivos y de personas que contribuirán al desarrollo de los países de la región, con el fin de fortalecer la inserción de la región en la economía mundial.

Tu donación nos permite divulgar estos conocimientos

BTC Wallet

1HVFtBA4i14cvVGue4navR7CMiYCufUEE3

1HVFtBA4i14cvVGue4navR7CMiYCufUEE3

PayPal – Skrill – Neteller: aosventas@gmail.com

Métodos de donación: Transferencia bancaria, criptomonedas, Skrill, Neteller y PayPal

Tu donación nos permite divulgar estos conocimientos