665 Views0

Ecuador se encuentra entre los países de bajo nivel de resiliencia según el RESILIENCE INDEX DATA. El Índice Global de Resiliencia es una medida compuesta ponderada de tres factores centrales de resiliencia: económico, tipo de riesgo y la cadena de suministro de servicios. Cada factor se compone de cuatro controladores principales. Los puntajes están vinculados en una escala de 0 a 100, donde 0 representa la resistencia más baja y 100 la resistencia más alta. El país presenta su mejor calificación en la cadena de suministros, calificación baja en componentes económicos y muy baja en riesgos naturales (i.e. país expuesto a riesgo volcánico, terremotos, sequias, incendios e inundaciones según la región y estación  del año – invierno o verano) y riesgos cibernéticos.

Fuente: https://www.fmglobal.com/research-and-resources/tools-and-resources/resilienceindex/explore-the-data/?&cr=ECU&sn=ex&cd=ECU

La pandemia de Covid-19 ha inyectado una cantidad de incertidumbre sin precedentes en la economía global, a medida que los países de todo el mundo luchan contra las crecientes infecciones, implementan estrategias de distanciamiento social de amplio alcance e intentan intervenciones fiscales tempranas para estabilizar los mercados.

Si bien la gestión de la crisis de salud inmediata es vital y necesaria para la estabilidad económica, los expertos ya han comenzado a evaluar cómo se vería la recuperación una vez que se contenga el virus y qué países podrían recuperarse mejor y más rápido. La crisis sanitaria generada por COVID 19 ha golpeado de manera diferenciada a las ciudades del Ecuador, las ha paralizado en todos los casos, disminuido el comercio entre ciudades e internacional de muchos productos de acopio y exportación, ocasionado una estrepitosa caída de la demanda de petróleo, como consecuencia su precio y con ello una de las principales fuentes de ingresos del país; y el petróleo arrastro hacia abajo el precio de muchos commodities. Sin dudas, a nivel nacional es necesario realizar un análisis que permita establecer un diagnóstico sobre la recuperación, según las lecciones aprendidas por ciudad.

Los datos generados por el INEC informan que para noviembre de 2010, Ecuador tenía 14.306.876 de habitantes. El año 2017 el Banco Mundial estima que Ecuador tiene 16,62 millones de habitantes. Al 07 de abril de 2020 el país tiene una tasa de contagio de 2,8 por 1.000 habitantes. En esta fecha hay 220 personas fallecidas y 3995 casos confirmados. La tasa de mortalidad estimada como el cociente entre personas fallecidas y casos confirmados  a nivel nacional es de 5,5% (220/3995), variando este dato entre ciudades.

La tasa de empleo inadecuado por ciudad es un elemento de la economía que puede dar importantes pistas sobre la resiliencia de las ciudades ante crisis que demanden aislamiento y paralización. El gobierno al implementar medidas de aislamiento enfrento a colectivos sociales vulnerables en las calles en búsqueda de sus recursos cotidianos para sobrevivir. Cuánto tiempo pueden vivir las familias sin trabajar? Cuántas familias están en esta condición? Estan preguntas son claves dilucidar para determinar la capacidad de resiliencia de una ciudad ante politicas de aislamientos. La cantidad de días y de familias determinan la capacidad de respuesta de un gobierno local.

Resistencia al cambio – medidas de enforcement. Según la Fiscalía General del Estado, la provincia costera del Guayas – la más castigada por los contagios de coronavirus en Ecuador – acumula el mayor número de procesados (356), seguida por la de Manabí (129), Los Ríos (98), Azuay (89), Esmeraldas (87), y las de Pichincha y El Oro con 50 cada una, mientras que el resto de provincias tienen menos procesados. (Fuente: Diario EL COMERCIO)

Algunos datos por ciudad:

Cuenca tiene 100 contagios y 329.928 Habitantes (3 por 10.000). Tasa de mortalidad 6%. No tiene tránsito aéreo internacional. La provincia de Azuay registra (89) procesados por no respetar la veda. Es una de las ciudades del sur de Ecuador de las cuales su población migro a USA y Europa. Sus migrantes se caracterizan por el envío de remesas a sus familiares residentes en Ecuador. Su agradable clima, el patrimonio cultural y arquitectónico de la ciudad la ha constituido en un destino de retiro para ciudadanos del hemisferio norte. Es una ciudad cuyos servicios públicos merecen muy buena calificación. El tránsito de personas internacional es vinculado al comercio, turismo familiar por festividades y al turismo nacional.

Guayaquil tiene 2706 contagios confirmados y 2.278.691 Habitantes (1,1 por 1000), una tasa de mortalidad del 5%. Es la ciudad con mayor tránsito aéreo internacional y el puerto marítimo principal del país. Presenta el mayor número de procesados (356) por irrespeto a la medida de veda. La ciudad presenta dificultades para la distribución de alimentos y ayudas a familias vulnerables (Fuente: Diario El Comercio).  A la crisis sanitaria provocada por la acelerada evolución del número de casos, se sumó una crisis de manejo de servicios exequiales. Los vecinos en muchos casos no fueron atendidos en tiempo y forma por los servicios de emergencia y como protesta sacaron sus fallecidos a las calles impresionando a la opinión pública internacional. Guayaquil es una de las ciudades menos expuesta a riesgos naturales, sin embargo las posibilidades económicas que provee el puerto principal del país, la constituyen en la mayor receptora de migración interna. El tamaño de la ciudad y la dinámica de los asentamientos humanos dificulta la prestación de los servicios de distribución y logística, así como la prestación de servicios públicos en calidad y cantidad. La ciudad Guayaquil frente a esta pandemia presenta indicadores de vulnerabilidad que deben ser analizados cuidadosamente hacia el futuro, los que señalan importantes lecciones aprendidas.

Ibarra tiene 21 casos confirmados y 131.856 Habitantes (1,5% por 10.000). Tasa de mortalidad 9,5%. No tiene tránsito aéreo internacional. No se conoce la cantidad de casos de personas procesadas por irrespetar la veda. La ciudad de Ibarra es una de las ciudades intermedias del Ecuador cuya cadena de suministros y economía dependen de la industria textil y del comercio con la ciudad de Quito y Colombia.

Loja tiene 27 casos confirmados y 170.280 Habitantes (1,5 por 10.000). Tasa de mortalidad 0%, al momento no registra muertes. No tiene tránsito aéreo internacional. No se conoce la cantidad de casos de personas procesadas por irrespetar la veda. La ciudad de Loja históricamente se ha visto afectada por sequias; que han impulsado a migrar su población hacia el resto del país, USA y Europa. Con posibilidades económicas limitadas, afectada por riesgos naturales históricamente, sus insdustrias y cadenas de suministros se relacionan tanto con Ecuador como con el Perú.

Quito tiene 418 casos confirmados y 1.607.734 Habitantes (2,5 por 10.000). Tasa de mortalidad 2,39%. Es la segunda ciudad con mayor tránsito aéreo internacional. Presenta 50 casos de personas procesadas por irrespetar la veda. Quito es capital administrativa del Ecuador. Las instituciones públicas nacionales residen en sus fronteras. Por esta razón la ciudad ha sido protagonista de muchas manifestaciones que han determinado la vida política del Ecuador. Es una de las ciudades receptoras de migración interna. Expuesta a riesgos naturales como movimientos sísmicos e incendios, su economía es muy dinámica. La ciudad de Quito a lo largo de su historia muestra una capacidad elevada de procesar de manera adecuada crisis como la planteada por la pandemia COVID 19.

Nota: Los datos de población corresponden al CENSO 2010. 

 

Conclusión:

Esta crisis sanitaria deja importantes lecciones al país. A la larga lista de riesgos naturales que afectan al Ecuador (sismos, volcanes, inundaciones, sequias, incendios), debe sumarse las pandemias y shocks que demanden políticas de aislamiento. Estas políticas paralizan la movilidad de contigentes humanos y flujos de mercancías. Disminuyen drásticamente la demanda de combustibles, impactando el precio del petroleo y de otros commodities, asi como el presupuesto de ingresos de los países primario exportadores. El turismo es una de las actividades económicas más golpeada, afectando a toda la cadena de valor: movilidad aérea y terrestre, restauración, hotelería y otras de servicios conexos. Las economías más abiertas a la movilidad humana y de mercancías que no reaccionaron oportuna y adecuadamente con políticas de aislamiento, han sido las más afectadas por la pandemia. En el otro extremo las ciudades y regiones más aisladas, no han sido impactadas en el corto plazo. Esta importante lección crea oportunidades a las economías de aglomeración (externas a las firmas), el desarrollo de PYMEs, el de plataformas y redes de información, y a la producción y comercio desconcentrado en pequeñas escalas.

Vulnerabilidad económica alta: Sobre la posibilidad de recuperación económica del Ecuador, esta depende de factores externos como el precio del petróleo y del precio de los commodities; así como de la recuperación de la economía de los países receptores de exportaciones ecuatorianas. Por lo que en gran medida la economía ecuatoriana depende de factores internacionales.

Las dos ciudades más grandes del país (Quito y Guayaquil), dependen de la velocidad de recuperación y el volumen de comercio internacional que se pueda restablecer. Sin embargo, la ciudad de Quito, como sede administrativa de las instituciones nacionales, podria recuperarse en base a políticas fiscales y monetarias expansivas; políticas solo posible de implementar en base al incremento de deuda pública.

Las ciudades fronterizas, tanto del norte como del sur, podrían recuperarse más rápidamente reactivando los canales y flujos comerciales con los vecinos países de Perú y Colombia. Las ciudades del interior del Ecuador al igual que la sede administrativa nacional dependen de la dinámica que imprima el estado en todos sus niveles para reactivar la economía local.

En aquellas ciudades donde existen más personas que viven del diario, es más complejo imponer medidas de aislamiento social por tiempos prolongados. En estas ciudades las medidas de aislamiento social comprometen las cadenas de abastecimiento de productos de primera necesidad; y el impacto económico lo reciben los colectivos más vulnerables de la ciudad.

El gobierno debe identificar y planificar  las cadenas de suministros en base a las condiciones socioeconómicas de la población con la finalidad de dar respuestas oportunas en materia de servicios públicos.

Este análisis, pretende instalar la idea de visibilizar el sendero de recuperación de la actividad económica por ciudad, una vez superada la crisis sanitaria. Cada ciudad, podrá describir de mejor manera su trayectoria basada en el conocimiento exhaustivo de su patrón de desarrollo e integración con las demás ciudades del Ecuador y otros países del mundo.