706 Views0

COVID-19 ha paralizado eventos masivos, medios de transportes, ciudades y países con cuarentenas que se multiplican geométricamente con el paso de los días. Los mapas de la evolución del virus muestran que el frío del invierno del 2019-2020 ha sido el ambiente propicio para la diseminación. Aparecido en diciembre en China, el coronavirus ya afecta a todos los continentes, excepto a la Antártida, y perturba la vida cotidiana y económica en un número cada vez más importante de países. Ha provocado más de 3.800 decesos en 100 naciones y territorios, de acuerdo a un balance establecido por la agencia AFP.

Como es esperable, se verifican resultados diferentes según las políticas públicas proactivas implementadas por algunos países o regiones del hemisferio norte; así como también se reporta que más del 70% de las personas que fueron contaminadas por el coronavirus en China ya se han curado, anunció el 9 de marzo 2020 la Organización Mundial de la Salud (OMS), que aseguró que el gigante asiático “está controlando la epidemia”. “De los 80.000 casos reportados en China, más del 70% ya se han curado”, afirmó el jefe de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, en conferencia de prensa desde Ginebra.

Fuente: https://www.elnacional.cat/es/sociedad/coronavirus-mapa-mundo_478353_102.html

Países más afectados: De acuerdo con un reporte del Diario Ámbito Financiero los países más afectados son:

  • China: en el país donde se originó la epidemia hay más de 80.000 casos y 3.100 muertes.
  • Italia: es el país más afectado luego de China. Se registraron más de 10.000 infectados y 631 muertes.
  • Francia: es el segundo país con más casos de Europa. Hay 1.700 casos y 33 muertes.
  • España: hay más de 1.600 contagios y 35 víctimas fatales.
  • Alemania: se registraron 1.600 casos y 2 muertes.
  • Corea del Sur: hay 7.513 casos y 54 muertos.
  • Irán: se registraron 8.000 casos y 291 muertos.
  • Japón: hay 581 casos y 10 muertes.
  • Aún no se ha incluido a Estados Unidos, donde hay regiones con transmisión viral local.

 

Manifestación – Como eludir el contagio

La Dra. Lidia Rota Vender indica que “Al Coronavirus no lo detiene el pánico, sino la inteligencia.

Todos debemos asegurarnos que nuestra boca y garganta estén siempre húmedas, nunca secas, por ello se debe beber un sorbo de agua al menos con regularidad durante el día (cada 15 minutos sería lo ideal…). La explicación de esto es que, aunque el virus haya entrado ya por la boca, el agua u otros líquidos lo harán bajar por el esófago, directo al estómago, donde los ácidos gástricos destruirán al virus. Si no se toma bastante agua, de forma regular, el virus puede pasar a la tráquea, y de allí a los pulmones, y eso ya es muy peligroso.

 

¿Cómo se manifiesta?:

  • La infección de Coronavirus no provoca un resfriado típico con nariz mojada o tos con catarro, sino tos seca y áspera, esto es lo más simple de distinguir.
  • El virus se instala primero en la garganta, provocando inflamación y sensación de sequedad. Éste síntoma puede durar entre 3 y 4 días.
  • El virus viaja a través de la humedad presente en las vías aéreas, baja a la tráquea y se instala en los pulmones causando neumonía, que dura cerca de 5 o 6 días.
  • La neumonía se manifiesta con fiebre alta y dificultad en la respiración, no lo acompaña el clásico resfriado, pero puede haber sensación de ahogo. En este caso, se deberá recurrir de inmediato al médico.
  • El coronavirus podría no dar signos de infección durante muchos días, antes de los cuales no se puede saber si una persona está infectada. Pero cuando se manifiesta la fiebre o la tos y se va al hospital, los pulmones están con fibrosis en un 50%, y puede ser ya tarde para la infección.
  • Inspirar profundamente y retener el aliento durante 10 segundos. Si se logra sin toser y sin dificultad y/o sensación de opresión, etc., ello demuestra que no hay fibrosis en los pulmones, indicando la inexistencia de infección. Es necesario en estos críticos momentos de la pandemia hacer este control cada mañana, en un ambiente con aire limpio.

 

¿Cómo se puede eludir el contagio? :

  • La trasmisión del virus sobreviene por lo común por contagio directo, tocando telas, tejidos o materiales sobre los cuales el virus está presente. Lavarse las manos es fundamental.
  • El virus sobrevive en nuestras manos sólo cerca de 10 minutos, pero en ese tiempo muchas cosas pueden suceder, como restregarse los ojos, tocarse la nariz, -por dar un ejemplo- esto permite al virus entrar en la garganta. Por lo tanto, para nuestro bien y el bien de todos, hay que lavarse con frecuencia las manos y desinfectarlas.
  • También se pueden hacer gárgaras con soluciones desinfectantes, que eliminan o minimizan la cantidad de virus que puede entrar en la garganta, haciendo esto se eliminará antes de que baje a la tráquea y luego a los pulmones.
  • El virus no resiste el calor y muere si está expuesto a temperaturas mayores a 26-27 grados, por lo tanto deben consumirse abundantemente durante el día bebidas calientes como infusiones, caldos o simplemente agua caliente, estos líquidos calientes neutralizan el virus y son fáciles de ingerir .
  • Evitar tomar agua helada o bebidas con hielo (cubitos). Para quien pueda, tomar el sol.
  • El coronavirus tiene un tamaño grande (diámetro de 400-500 nanómetros), por lo cual cualquier mascarilla puede detenerlo, no hacen falta en la vida diaria mascarillas especiales.
  • Si una persona infectada estornuda delante de nosotros, tres metros de distancia harán caer el virus al suelo y eso impedirá que nos caiga encima.
  • Cuando el virus se encuentra sobre superficies metálicas, sobrevive cerca de 12 horas, por lo tanto cuando se tocan superficies metálicas como puertas, electrodomésticos, pasamanos de trasporte, etc., se deben lavar bien las manos y desinfectarlas con gel alcohólico.
  • El virus puede vivir anidado en la ropa y tejidos entre 6 y 12 horas, los detergentes comunes lo pueden exterminar, los elementos que no puedan ser lavados diariamente se recomienda exponerlos al sol y el virus morirá.

Limpieza de dispositivos electrónicos (pantallas táctiles, PC, mouse y teclados), volantes de vehículos y toda superficie utilizada por las manos.

Las pantallas táctiles de los celulares pueden tener diez veces más gérmenes que los asientos de un inodoro. Las superficies que habitualmente son utilizadas por las manos de las personas tienen las mismas estadísticas.

Recomendaciones de limpieza:

  • Apagar el equipo (i.e. computadoras portátiles o de escritorio)
  • Aplicar paño de microfibra humedecido con alcohol
  • En teclados de escritorio, se puede usar agua jabonosa, complementar con un cepillo suave o un secador de pelo con aire frío.
  • Reforzar la limpieza en los computadores de uso compartido.

 

¡ Compartid esta información con la familia, los amigos y conocidos por solidaridad y por sentido cívico !

 

Población expuesta

  • Médicos y personal de sanidad expuestos a fuertes cargas del virus deben utilizar equipamiento especial.
  • Mayor vulnerabilidad personas mayores de 65 años con enfermedades de base
  • Los niños menores de 10 años no son considerados población de riesgo.

 

Coordinación política: Impactos económicos y financieros  

En el contexto del desarrollo del COVID 19 se han verificado fuertes caídas en las Bolsas de comercio del mundo. Los países han reaccionado con políticas públicas, monetarias y fiscales que permiten vislumbrar los dichos del titular de la OMS, relativo “al riesgo de una pandemia es “muy real” pero que puede ser controlada”.

Esta “pandemia” como situación transitoria, está configurando efectos con diferentes horizontes temporales que vale la pena explorar con interrogantes.

El primero es ¿en cuánto reducirá el PIB mundial? Se puede verificar que el temor por el brote del COVID 19  está provocando una caída en la actividad económica; observable en cuarentenas que paralizan a las personas, suspensión de espectáculos públicos, reducción de la movilidad humana dentro de los países y entre países, reducción de la producción y del comercio internacional, entre otros relevantes. De las políticas públicas activas, la expansión fiscal y monetaria depende el tamaño de la reducción del PIB.  Algunos ejemplos:

  • China: construye hospital en tiempo record, aísla ciudades y dispone la administración pública para contener el brote de COVID 19
  • Estados Unidos: el Presidente Trump le exigió a la Fed que baje las tasas de interés de referencia. El mandatario teme que se acentúe la ralentización de la economía de Estados Unidos. Por eso trabaja en un paquete que incluirá reducción de impuestos, subsidios y préstamos para pymes. Solicitó 2.500 millones de dólares para enfrentar la epidemia. Demócratas y republicanos le reclamaron por la propagación del virus, su lenta reacción y el vaciamiento de organismos sanitarios clave.
  • Unión Europea para evitar crisis financiera similar a la del 2008, anunció que pondrá en marcha un fondo de €25.000 millonespara hacer frente al brote de COVID 19 y medidas para garantizar que los países puedan dirigir ayudas públicas a las empresas que tenga problemas de liquidez y “toda la flexibilidad” que contemplan las normas fiscales europeas.
  • Argentina: Cuarentena obligatoria para quienes viajen a países afectados por el coronavirus. Quienes no la cumplan incurren “en el delito de poner en riesgo la salud pública”. Pone a disposición un presupuesto de xxx para enfrentar COVID 19. Otorga $ 7.000 millones para reintegros a obras sociales y prepagas. Reduce tasa de interés en créditos para PYMES.

 

El precio del oro en los niveles más altos de los últimos siete años. Cuando buscamos refugio es porque la intemperie no se recomienda. El oro es un activo preciado en épocas de incertidumbre, otorga tranquilidad a los inversores tanto en el largo como en el corto plazo. Los expertos sostienen entre sus ventajas principales la capacidad de proteger contra la inflación y la devaluación, a la vez que es aceptado en cualquier parte del mundo. Si se analiza la curva de rendimiento del metal, se pueden observar los picos en los momentos de mayor tensión: ocurrió el año pasado en medio de la crisis comercial entre Estados Unidos y China, y también a principios de este, cuando EE.UU. bombardeó a Irán (alcanzó, en ese momento, su techo desde 2013 que fue superado el lunes).

El precio del petróleo y de las materias primas. La menor demanda de materias primas relacionada con el coronavirus, combinado con una mayor oferta de petróleo por parte de los países productores hace que los precios de ambos commodities caigan estrepitosamente, la actividad económica y la tasa de interés disminuyen. La baja en el precio del petróleo arrastra al resto de los productos energéticos a escala mundial. El petróleo en torno de los u$s34 el barril y el gas entorno de U$S1,98 el millón de BTU saca del mercado a la producción no convencional, exponiendo las economías de los países que dependen de los ingresos energéticos y de exportación de materias primas (i.e. Venezuela, México, Colombia, Ecuador, Argentina)

El sector financiero espera que las ganancias por acción del referencial de Wall Street declinen un 5% interanual. Entre los factores tras las rebajas en las proyecciones se incluyen el desplome de los precios del crudo y los recortes de las tasas de interés, que socavan las utilidades de las compañías financieras y de energía” (Fuente: Goldman Sachs).

En el año 2009, producto de la grave crisis financiera del año 2008, el S&P 500 sufrió un fuerte descenso que llevaron al indicador a tocar los 666 puntos. Pero desde la jornada del 9 de marzo del 2009, el S&P 500 inició su racha alcista más larga de la historia que se prolongó durante más de una década.

 

Como conclusión, ante el coronavirus, expertos recomiendan una acción coordinada. Los países que están dando batalla “No incrementan impuestos”, es decir no hacen más vulnerable, ni debilitan la capacidad de la población para enfrentar la crisis de salud pública. Estos países expanden el gasto público (utilizan fondos disponibles, toman deuda); hacen subsidios para apuntalar el aparato productivo de PYMES, sector imprescindible para evitar que esta crisis, desemboque en una crisis financiera tan profunda como la del año 2008.