326 Views0
Morete (Mauritia flexuosa) pertenece a la familia Arecaceae; aguaje en Peru una fruta exótica de la selva de sabor agridulce, pero muy rica, que también se conoce en Brasil como Buriti, en Colombia y Venezuela como Moriche.
Morete (Mauritia flexuosa) pertenece a la familia Arecaceae; aguaje en Peru una fruta exótica de la selva de sabor agridulce, pero muy rica, que también se conoce en Brasil como Buriti, en Colombia y Venezuela como Moriche.

 

Los productos forestales no maderables (PFNMs) son aquellos productos obtenidos de los recursos forestales que no son madera, es decir, son aquellos derivados de los árboles y bosques que no implican la tala de los árboles en sí. Estos productos incluyen una amplia variedad de recursos y materiales que se obtienen de los bosques y que tienen valor económico, cultural o ambiental. Algunos ejemplos de productos forestales no maderables son:

  1. Frutas y nueces: Incluye frutas como las bayas, el açaí, los mangos, las nueces, entre otros, que se obtienen de los árboles y arbustos forestales.
  2. Plantas medicinales y aromáticas: Incluye hierbas, flores y raíces utilizadas con fines medicinales o para la producción de aceites esenciales y perfumes.
  3. Hongos y setas: Incluye variedades de hongos y setas silvestres que se recolectan en los bosques para uso alimentario o medicinal.
  4. Resinas y gomas: Se obtienen de los árboles a través de la extracción de savia o resina, utilizadas en la producción de productos químicos, adhesivos, barnices, entre otros.
  5. Miel y productos apícolas: Incluye la miel y otros productos derivados de la apicultura, como la cera de abejas y el propóleo, que se obtienen de las colmenas ubicadas en los bosques.
  6. Fibras vegetales: Incluye fibras como el algodón, el sisal, el yute y el coco, que se utilizan en la producción de textiles, cuerdas, cepillos y otros productos.
  7. Plantas ornamentales: Incluye plantas y flores utilizadas con fines decorativos en jardinería, paisajismo y ornamentación.

Estos son solo algunos ejemplos de productos forestales no maderables, pero la lista es amplia y variada. Los PFNMs son de gran importancia económica, cultural y ecológica, ya que pueden generar ingresos para las comunidades locales, promover la conservación de los bosques y diversificar la economía basada en recursos naturales.

Cómo lograr un aprovechamiento sostenible de los PFNMs?

Lograr el aprovechamiento sostenible de productos forestales no maderables implica adoptar prácticas que aseguren la conservación de los recursos naturales y promuevan el desarrollo económico y social de las comunidades locales. Aquí hay algunas estrategias clave para llevarlo a la práctica:
  1. Gestión sostenible de los recursos: Es esencial implementar medidas de gestión adecuadas, como la identificación y monitoreo de especies y ecosistemas, la regulación de la recolección y el establecimiento de límites de extracción sostenible. Esto garantizará que los recursos no maderables se utilicen de manera responsable y no se agoten.
  2. Fortalecimiento de capacidades locales: Promover la participación activa y el empoderamiento de las comunidades locales es fundamental. Proporcionar capacitación en técnicas de recolección sostenible, buenas prácticas de manejo y conocimiento sobre los beneficios de la conservación ayudará a asegurar una explotación adecuada de los productos forestales no maderables.
  3. Diversificación y valor agregado: Una forma efectiva de promover la sostenibilidad es fomentar la diversificación de productos y agregar valor a los productos forestales no maderables. Esto implica desarrollar habilidades de transformación y comercialización, creando nuevos productos derivados o promoviendo el uso sostenible de especies menos conocidas.

Las principales líneas de agregación de valor en productos forestales no maderables incluyen la transformación y procesamiento de los productos, la certificación de origen y calidad, la innovación en diseño y presentación, y la promoción de prácticas comerciales éticas y responsables.

En América Latina, existen casos relevantes de sostenibilidad en productos forestales no maderables. Algunos ejemplos notables incluyen:

  1. El manejo de palma de aceite y cacao en la región amazónica de Brasil y Perú, donde se han implementado programas de certificación y prácticas de manejo sostenible.
  2. La producción de açaí en la región amazónica de Brasil, donde se han establecido sistemas de cultivo y recolección sostenibles, y se ha promovido el comercio justo.
  3. La extracción y comercialización de resinas y gomas en México y Centroamérica, donde se han desarrollado sistemas de manejo forestal comunitario y se ha mejorado la calidad y trazabilidad de los productos.
El açaí, azaí, palmito o manaca (Euterpe oleracea) es una palmera originaria del norte de América del Sur que crece formando asociaciones en bosques húmedos cerca de las riberas.

Los productos forestales no maderables contribuyen a reducir la deforestación de varias maneras:

  1. Diversificación económica: Al proporcionar oportunidades económicas alternativas a la tala de árboles, los productos forestales no maderables pueden reducir la dependencia de la extracción de madera, lo que a su vez disminuye la presión sobre los bosques.
  2. Valoración de los bosques en pie: Al reconocer el valor económico de los productos forestales no maderables, se crea un incentivo para conservar los bosques intactos en lugar de destruirlos.
  3. Protección de ecosistemas: Al promover la recolección sostenible, se fomenta la conservación de los ecosistemas forestales y se preserva la biodiversidad asociada.

Para lograr una mejor distribución de beneficios en una cadena de producción que involucre recolección, centros de acopio, logística, transformación y comercialización de productos forestales no maderables, se deben considerar los siguientes aspectos:

  1. Participación equitativa: Es importante garantizar la participación activa y equitativa de todas las partes involucradas en la cadena de producción, incluidos los recolectores, los intermediarios, los transformadores y los comerciantes. Esto implica establecer relaciones justas y transparentes, promoviendo la colaboración y el diálogo.
  2. Transferencia de conocimientos: Proporcionar capacitación y acceso a información sobre buenas prácticas de manejo, técnicas de transformación y estándares de calidad asegura que todos los actores de la cadena estén empoderados y puedan tomar decisiones informadas.
  3. Valoración justa: Establecer precios y condiciones de compra justos, que reflejen el valor real de los productos forestales no maderables y reconozcan el esfuerzo y el conocimiento de los recolectores.
  4. Certificación y etiquetado: Implementar sistemas de certificación y etiquetado puede ayudar a garantizar la trazabilidad de los productos y comunicar al consumidor final que se adquieren productos provenientes de fuentes sostenibles.

En resumen, lograr el aprovechamiento sostenible de productos forestales no maderables implica adoptar prácticas de gestión responsable, promover la diversificación y el valor agregado, y asegurar una distribución equitativa de beneficios en toda la cadena de producción. Estas medidas contribuyen a reducir la deforestación y fomentar la conservación de los bosques.

Cómo financiar el desarrollo de cadenas de valor de PFNMs?

El financiamiento para el desarrollo de cadenas productivas de productos forestales no maderables (PFNMs) puede provenir de diversas fuentes. Aquí hay algunas opciones comunes:

  1. Fondos gubernamentales: Muchos gobiernos cuentan con programas y fondos específicos para el desarrollo sostenible de recursos naturales, incluidos los PFNMs. Estos programas pueden ofrecer subvenciones, préstamos con tasas de interés preferenciales u otros incentivos financieros para apoyar el desarrollo de cadenas productivas sostenibles.
  2. Instituciones financieras internacionales: Organizaciones como el Banco Mundial, el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y otros bancos regionales de desarrollo pueden ofrecer financiamiento para proyectos relacionados con el desarrollo sostenible, incluyendo el desarrollo de cadenas productivas de PFNMs. Estos organismos suelen tener programas específicos para promover la conservación de los recursos naturales y el desarrollo económico sostenible.
  3. Fondos de inversión y capital de riesgo: Existen fondos de inversión y firmas de capital de riesgo que se enfocan en proyectos sostenibles y de impacto social. Estos fondos pueden estar interesados en financiar el desarrollo de cadenas productivas de PFNMs que promuevan la sostenibilidad y generen beneficios económicos para las comunidades locales.
  4. Cooperación internacional y ONGs: Organizaciones no gubernamentales y programas de cooperación internacional también pueden proporcionar financiamiento y asistencia técnica para proyectos de desarrollo de cadenas productivas de PFNMs. Estos programas a menudo se centran en el desarrollo sostenible, la conservación de la biodiversidad y la mejora de las condiciones de vida de las comunidades locales.
  5. Inversión privada y alianzas público-privadas: Las empresas privadas interesadas en el sector de los PFNMs pueden invertir directamente en proyectos de desarrollo de cadenas productivas. Además, las alianzas público-privadas pueden ser una opción, donde se combinen recursos y experiencia del sector privado con el apoyo gubernamental para financiar y desarrollar proyectos conjuntos.

Es importante elaborar un plan de negocio sólido y demostrar la viabilidad económica y ambiental del proyecto para aumentar las posibilidades de obtener financiamiento. También es recomendable buscar asesoramiento y apoyo de expertos en el campo del desarrollo sostenible y la gestión de recursos naturales para aprovechar al máximo las oportunidades de financiamiento disponibles.